En ésta pequeña excursión por Prades, Tarragona recorrimos dos de sus atractivos. La Ermita de la Abellera📍, construida en 1570 y que recibe su nombre debido a que, según se dice, un pastor encontró la imagen de la Virgen mientras iba a recoger miel. Y la Roca Foradada📍, un arco en la roca que se formó naturalmente por el trabajo de la erosión.

Para realizar éste paseo les recomiendo programarlo, ya que para visitar la Ermita la Abellera se necesita recoger la llave que permite el acceso al recinto en la Oficina de Turismo de Prades📍, y sólo hay una; por lo que las opciones son: reservarla y pasar a recogerla a la hora indicada; o tener suerte y que esté disponible cuando vayan.

Distancia: 5 kmTiempo: 3 hsDesnivel: 140 m

El paseo

Nosotros no habíamos realizado la reserva de la llave para entrar a la ermita, y cuando llegamos por la mañana a solicitarla a la Oficina de Turismo de Prades, ya no estaba disponible. Igualmente decidimos hacer la excursión y apreciarla desde fuera.

Primero nos dirigimos a la Roca Foradada📍, que como su nombre lo indica, es una roca que tiene un agujero en medio, formado en naturalmente por la erosión y el paso del tiempo. El trayecto hasta allí no tiene dificultad, y es casi sin desnivel, aunque el sendero por momentos no está bien marcado.

Debo reconocer que dudamos en más de una oportunidad sobre que camino debíamos tomar, pero con ayuda de otros excursionistas que encontramos, logramos llegar a destino. Hubiese sido de mucha utilidad la aplicación Maps.me que tiene todos los senderos marcados y con seguimiento de ruta; pero en ese momento no sabíamos de su existencia.

Unos pocos metros más adelante al lado de un embalse, hay una zona de picnic, con mesas, bancos, tachos de basura, etc, que podría ser un bonito sitio para detenerse un momento y refrescarse o tomar unos bocadillos.

Luego de escalar un poco sobre la roca, sobre todo Mahia que disfruta mucho haciéndolo, volvimos parte del camino hacia atrás para tomar la desviación a la Ermita📍.

También nos costó bastante encontrar el camino que llevaba hacia la ermita, desde mi punto de vista falta alguna indicación más. Luego de atravesar parte del bosque sin sendero marcado, llegamos a la carretera por donde se sube en coche a la ermita, y a un lado encontramos el camino para realizar la excursión a pie. Esta parte del trayecto es con bastante más inclinación que la anterior, pero se puede realizar sin ningún entrenamiento especifico.

Una vez llegamos donde se accede a la ermita, la observamos por una pequeña ventana que hay en el portón de acceso, con mucha pena de no poder entrar para disfrutar de la visita.

Ermita la Abellera vista desde el porton de acceso al recinto

Estuvimos un rato admirando las vistas hacia las montañas de la costa dorada que se tienen al lado derecho de la ermita, y luego nos dispusimos a bajar nuevamente hasta el coche.

Niña observando la vista a las montañas de la costa dorada
vista a las montañas

Cuando ya estábamos por regresar a casa, decidimos pasar una vez más por la oficina de Turismo con la esperanza de que ya tuvieran la llave. Y así fue! Ya no teníamos mucho tiempo, por lo que en ésta oportunidad subimos hasta la Ermita la Abellera de Prades en coche.

Al llegar había varias personas que, como nosotros antes, se lamentaban de no poder acceder al recinto; pero ellos tuvieron la suerte de que pudieron entrar con nosotros.

Realmente ingresar al recinto donde se encuentra la ermita es hermoso. La pequeña ermita está construida bajo una balma de roca rojiza, característica de esa zona de Prades, y al otro lado el abismo, con unas vistas muy bonitas de las montañas de la costa dorada.

Niña frente a la ermita la Abellera
Imagen de la Ermita la Abellera bajo la palma

A la ermita misma no se puede acceder, sólo podemos observarla por un pequeño hueco en la puerta. Se ve super acogedora y tranquila, con el sol entrando por sus ventanas, que hace que se iluminé todo su interior.

Más actividades en la zona

Fecha de visita

Enero 2018.

Recomendaciones

  • Realizar reserva de la llave en la oficina de turismo de Prades. Solicitan se deje un DNI como garantía de que se devolverá en tiempo y forma.
  • Llevar calzado cómodo.
  • Utilizar la aplicación maps.me, en la que están todos los senderos y es muy fácil seguir el trayecto.
  • Encuentra aquí más recomendaciones sobre qué llevar a paseos por el bosque.

Puntos de interés

Dificultad

Fácil.

Longitud

5 km.

Tiempo estimado

3 hs, considerando el tiempo de almuerzo.

Desnivel

140 m

Tipo de ruta

Circular

Adecuado para niños

Sí.

Carrito de bebé

A la Roca Foradada no.

A la Ermita la Abellera es posible llevar coche de bebé si se sube en coche hasta el recinto.

Mascota

Sí.

Bebida y comida

Hay mesas y sillas en los exteriores de la Ermita la Abellera, y también en las inmediaciones a la Roca Foradada.

Baños públicos

No. Sólo en Prades.

Parking

Se puede aparcar gratuitamente en las afueras de Prades.

Señal de móvil

Moderada.

Como llegar

En coche, o a pie.

Mejor época del año para visitar

Todo el año.

En Semana Santa es muy visitada la Ermita la Abellara.

También te puede gustar: