Visitar el Congost de Mont-rebei, ubicado en el límite entre Cataluña y Aragon, es un paseo que los dejará maravillados desde el comienzo, hay que realizar algo de esfuerzo físico, pero merece la pena.

Las paredes del desfiladero llegan a alcanzar una altura de 500 metros, y la anchura mínima entre una pared y otra es de tan sólo 20 metros en algunos sitios. Es posible visitarlo gracias a un camino excavado en la roca, en donde encontramos túneles, pasamanos y miradores hacia una de las vistas más lindas que he conocido. Eso si, si tienes vértigo es posible que sufras un poquito.

Es posible extender el paseo hasta las Pasarelas Montfalcó, unas pasarelas y escaleras de maderas sujetas a una pared de roca vertical, donde las vistas son impresionantes, pero también es un sitio de mucho vértigo.

Distancia: 16 kmTiempo: 5 hsDesnivel: 550 m

De momento no es posible realizar el recorrido a pie debido a un derrumbe, ya han comenzado las tareas para restaurar el camino, pero demorará un tiempo. Te recomiendo hacer alguna de estas excursiones:

El paseo

Comenzamos el recorrido dejando el coche en el Parking de la Masieta📍. En temporada alta está muy concurrido, y es posible que el parking esté completo; para evitar ir hasta allí y no poder ingresar, les recomiendo realizar la reserva de parking por la web.

Partimos desde el centro de información de La Masieta, y a los pocos metros nos encontramos con un desvío, en donde se tiene la opción de continuar bordeando el río por un sendero plano (camino de la derecha), o escoger un sendero con bastante más desnivel (sendero de la izquierda), ambos caminos culminan en el mismo punto, justo antes de cruzar el primer puente. Cuando hay mayor caudal de agua, es posible que la primera opción no esté disponible, ya que al ser una zona baja se inunda con facilidad.

Luego de cruzar el primer puente, que es toda una aventura para los niños, continuamos por un sendero con más vegetación hasta llegar a la zona donde comienza el desfiladero. En este punto el paisaje cambia, lo que predomina es la vista de acantilado y las paredes verticales alzándose a ambos lados del río, formando el Congost de Mont-rebei📍.

Cuando llegamos al final del desfiladero, y la vista es amplia, podemos apreciar el color azul esmeralda del río, y vemos que el camino continua por una pista con más vegetación.

Si se desea llegar hasta las Pasarelas de Montfalcó, se debe continuar el sendero, sumando unos 4 km al recorrido ya realizado, tiene bastante más desnivel pero vale la pena el esfuerzo. Nosotros lo realizamos y no nos arrepentimos!

Luego de dejar el desfiladero atrás, y avanzar algo más, decidimos parar para descansar y comer nuestros bocadillos. Buscamos un lugar bonito y con lindas vistas para disfrutar al máximo de este increíble lugar. Desde allí podemos ver nuestro destino: Las Pasarelas Montfalcó📍. Todavía nos queda un buen tramo de camino hasta allí, por lo que comemos y continuamos nuestra excursión.

Llegamos al segundo puente aliviados y alegres de haberlo conseguido, sin saber que la parte más dura del trayecto era lo que nos faltaba.

Comenzamos la subida, con mucho desnivel y mucha roca suelta, donde hay que tener cuidado porque es muy fácil resbalar. Fue tanto lo que nos cansó este ultimo tramo, que ni me di cuenta de sacar fotos de la subida, jeje.

Una vez arriba la vista desde las Pasarelas Montfalcó📍 es impresionante, y el vértigo también!

Bajar por las pasarelas y escaleras de maderas sujetas a la pared de roca no es para cualquiera, debo reconocer que me temblaban las piernas, y yo no soy de sufrir vértigo.

Después de un merecido descanso, comenzamos el retorno, ahora teniendo más precaución que antes para evitar resbalones, que en la bajada es más fácil sucedan.

A un lado del puente, sale un sendero hacia una balsa en donde es posible bañarse cuando hay buen caudal de agua. En esta oportunidad no lo hicimos, ya que el agua estaba algo estancada, pero les dejo fotos de otra vez que fuimos y sí aprovechamos a refrescarnos en este lugar.

El retorno se realiza por el mismo camino.

Mahia se cansó y pidió ayuda, pobre padre! je

Es un trayecto de casi 16 km en total, y con bastante desnivel, y su cuota de peligro, por lo que para hacerlo con niños hay que estar seguros que están en condiciones de soportarlo. En nuestro caso, tanto Mahia como la perrita se cansaron y pidieron ayuda en algún tramo de la vuelta. Sin embargo en otra oportunidad que fuimos, Mahia realizó todo el recorrido sin problema, es cuestión de practica.

También es posible realizar el recorrido en kayac o en catamarán, una buena opción si no quieren perderse este magnífico lugar, pero tampoco quieren o pueden caminar tanto. Es posible hacer todo el recorrido, o sólo una parte (ida o vuelta). Hay varias empresas que realizan este servicio, aquí les dejo algunas: Àger Aventura’t, Montrebei Explora, Montsec Actica.

Fecha de visita

Abril 2018

Recomendaciones

Que necesitas llevar para realizar el recorrido a pie al Congost de Mont-rebei y Pasarelas Montfalcó con niños:

Puntos de interés

Dificultad

Moderada a difícil.

Longitud

16 km.

Tiempo estimado

5 hs

Desnivel

550 m.

Tipo de ruta

Lineal

Adecuado para niños

Sí, dependiendo lo acostumbrado que esté el niño a hacer paseos y esfuerzos de este tipo. Hicimos el trayecto con una niña de 6 años.

Carrito de bebé

No.

Mascota

Se puede llevar mascota.

Bebida y comida

En el punto de información del Parking La Masieta.

Baños públicos

Sí, en el punto de información del Parking La Masieta.

Parking

Sí, de pago. Parking La Masieta📍, conviene realizar reserva por la web en temporada alta.

Señal de móvil

Mala.

Como llegar

En coche aparcando en el parking📍.

Mejor época del año para visitar

Primavera u otoño, ya que el clima es agradable, no hace calor que haga pesado el trayecto ni está tan concurrido como en verano.

Más información

Visita la web de Congost de Mont-rebei.

También te puede gustar: