Espectacular ruta en las cercanías de Canaletes, recorriendo varios saltos de agua, algunos de ellos de acceso super fácil, otros con algo más de dificultad que agrega un toque de aventura al paseo.

Este paseo esta compuesto por 4 saltos de agua, cada uno con su particularidad, que da origen a su respectivo nombre.

Distancia: 6,4 kmTiempo: 3,5 hsDesnivel: 200 m

El paseo

Dejamos el coche en un sitio plano a un lado del camino📍, y desde allí comenzamos a caminar tomando la desviación que sale hacia la derecha para llegar al primer salto de agua de nuestra visita.

El trayecto hasta el Salt dels Capellans es muy sencillo, solo hay un pequeño desnivel al llegar al salto de agua.

Luego de esta pequeña pendiente debemos dirigirnos hacia la izquierda. Si vas hacia la derecha encontrarás este muy pequeño salto.

Al dirigirnos hacia la izquierda enseguida vemos el Salt y cueva dels Capellans📍.

El Salt dels Capellans es el que está más apartado del resto de saltos de agua de Cabreda d’Anoia. Es muy fácil llegar siguiendo las indicaciones y el camino no tiene ninguna dificultad.

El día de nuestra excursión caía muy poca agua, aún así nos encantó el paisaje, me imagino lo que será verlo con gran caudal!

Además del salto de agua, puedes ver la Cueva dels Capellans, una pequeña cavidad formada por roca caliza porosa. Hay una zona habilitada para poder observarla, pero cuida de no pasarte de allí, es una roca frágil ya que se forma por la caída constante de agua con sus minerales (de la misma forma que las estalactitas y las estalagmitas).

Luego de un rato admirando y escuchando como caía el agua, decidimos dar media vuelta para ver los siguientes saltos de agua de la ruta. Volvemos hasta el inicio de la ruta, y tomamos la desviación📍 que nos llevará al Salt de la Mala Dona📍. En cada desviación que debemos tomar hay carteles que lo indican, es muy fácil seguir la ruta.

La primera aproximación al Salt de la Mala Dona es desde lo alto, en esta parte debes tener precaución sobre todo si vas con niños.

Para llegar a la base del Salt de la Mala Dona hay que bajar una pendiente, pero no tiene mayor dificultad.

En este salto caía menos agua que en el anterior, je. Te recomiendo realizar esta ruta fuera del verano, o luego de abundantes lluvias.

Volvemos a subir la pendiente y pasamos por sobre el salto propiamente dicho, para continuar la ruta a los siguientes dos saltos de agua de Cabrera d’Anoia, por un estrecho sendero📍.

La pequeña Kiara caminó todo el trayecto hasta éste punto, a partir de aquí continuó el paseo en su mochila porta bebés. Y fue lo mejor, porque la dificultad aumenta considerablemente a partir de aquí.

A medio camino encontramos un mirador, que nos asombró por la altura y las vistas de vértigo. En esta zona hay que tener especial atención con los niños.

Aquí nos dimos cuenta la pendiente que tendíamos que bajar para llegar a los siguientes saltos de agua de Cabrera d’Anoia; lo que no sabíamos es que se baja casi en vertical, con ayuda de varios tramos de cuerdas, je.

Este es el tramo con mayor dificultad del trayecto, pero teniendo precaución y si los niños están acostumbrados lo harán sin problema, incluso hará más interesante el recorrido con este extra de aventura!

Esta parte del recorrido es mucho menos concurrido, de hecho no nos cruzamos con nadie! Solo se escuchan los sonidos de la naturaleza, paz total!!

Una vez abajo, cruzamos el río y pasamos sobre algunos árboles caídos para llegar al Salt del Cargol📍, una auténtica maravilla de sitio!

Tras bajar un último desnivel con cuerda, llegamos al Salt del Cargol, un salto de agua de varios metros de altura y con una pequeña cavidad en su base.

Como imaginábamos tras ver los anteriores saltos, caía muy poca agua…

Para esta altura de nuestro paseo había comenzado a llover, y no nos dimos cuenta de hacer un video del Salt del Cargol… quedará para la próxima visita, en la que nos aseguraremos de que tengan más caudal de agua!

Al estar rodeado de paredes verticales de gran altura se ha formado un microclima particular, que hace más llamativo el paisaje.

Para culminar el paseo volvemos hasta el punto donde cruzamos el río y nos dirigirnos a la izquierda para llegar al Salt del Cups📍. Este trayecto se hace por el río mismo, ten precaución con los resbalones.

Este salto de agua lo hicimos muy rápido, había comenzado a llover bastante fuerte y se estaba haciendo tarde. Teníamos miedo de que nos cogiera la noche allí abajo (al haber tanta vegetación parece más oscuro de lo que está en realidad el día), y también temíamos que la subida por las cuerdas se complicara por el barro que dejaría la lluvia.

Luego de ver el Salt del Cups volvimos rápidamente por el mismo camino, subimos la empinada pendiente por las cuerdas (por suerte la lluvia no dificultó mucho el ascenso), y nos dirigimos al coche por el mismo camino.

Es posible hacer esta ruta circular, pero nosotros como llegamos ya tarde decidimos hacer la opción más corta.

Te recomiendo ver estas actividades para realizar por la zona:

Fecha de visita

Junio 2021.

Recomendaciones

Puntos de interés

Dificultad

Fácil los primeros dos saltos de agua; y moderada los últimos dos.

Longitud

6,4 km.

Tiempo estimado

3,5 hs.

Desnivel

200 m.

Tipo de ruta

Lineal (pero se puede hacer circular).

Adecuado para niños

Sí, hay que tener precaución con las alturas, y en la bajada a los últimos dos saltos de agua de Cabrera d’Anoia.

Carrito de bebé

No es apto para carrito de bebé. Te recomiendo llevar la mochila de montaña para bebés.

Mascota

Sí.

Bebida y comida

No.

Baños públicos

No.

Parking

Hay 📍 gratuito.

Señal de móvil

Mala.

Cómo llegar

En coche dejándolo en el parking.

Necesitas alquilar coche? Aquí puedes comparar precios:

Dónde alojarse

Encuentra un alojamiento en Booking:

Booking.com

Mejor época del año para visitar

Evita temporada de sequía, o asegúrate de que haya llovido bastante los días previos.

También te puede gustar: